Noticias, Facial

Cómo aplicar el contorno de ojos

Como aplicar el contorno de ojos

La técnica y la metodología a la hora de aplicar el contorno de ojos es esencial si queremos que la piel absorba todos sus nutrientes. 

El contorno de ojos es el producto estrella para combatir las ojeras, las bolsas, las patas de gallo, la falta de tersura y la flacidez facial. Es un imprescindible que usamos habitualmente, pero la realidad es que casi ninguna nos lo aplicamos bien. El resultado es que no extraemos al máximo de todo su potencial. 

Su correcta aplicación y cuidado es esencial pues es una de las zonas que más delatan el paso del tiempo. La piel es ese punto es muy fina y alrededor de los ojos hay 22 músculos en continuo movimiento, lo que se traduce en arrugas y signos de cansancio. 

Además, debemos tener en cuenta que la piel cerca del ojo tiene menos cantidad de glándulas sebáceas, pocas fibras de colágeno y elastina y, por lo tanto, es muy propensa a la deshidratación. 

 

Aprende cómo aplicar el contorno de ojos correctamente 

Una costumbre errónea es aplicar más cantidad de la necesaria. Es suficiente con un poco de sustancia (un grano de arroz por cada ojo), para cubrir esta área y ser absorbido en pocos segundos. Echar más cantidad, no hará que los beneficios aumenten, y sí que desperdiciaremos el producto. 

El momento ideal para su uso es después de haberse limpiado bien la cara, justo antes de la crema hidratante. Hay que empezar poniendo una pequeña cantidad de producto en tu dedo anular, porque es el dedo de la mano que menos fuerza tiene y, por ello, con el que se ejerce menos presión en la zona. 

Contrariamente a lo que se piensa, no se aplica justo debajo del ojo, sino en la cuenca, donde se toca el hueso, sin descuidar la zona del rabillo para combatir también las patas de gallo, y evitando preferiblemente los párpados superiores, a no ser que lo especifique la etiqueta del producto. 

 

Aplicarlo con golpecitos suaves

Debemos aplicarlo con golpecitos pequeños y débiles para no pasarnos con la presión y activar la circulación. De este modo evitas que la piel se desplace y forme arrugas, Además, como la piel del contorno de ojos es mucho menos porosa que la del resto de la cara, le cuesta más absorber cualquier producto y esta forma de aplicarlo ayuda enormemente a que penetre al máximo. 

 En caso de no tener bolsas, es preferible (también a toquecitos) pero en este caso, es más recomendable aplicar el producto desde dentro hacia fuera para estimular la piel y reducir las líneas de expresión. 

Por tanto, aplicarlo realizando círculos con el dedo es un error. La técnica correcta es como decimos a golpecitos por ambos párpados siguiendo la forma del ojo. Empiezas desde la cuenca hacia la sien, sigues dibujando un círculo hacia arriba. Repite la operación tres o cuatro veces (pulsando lentamente) y, cuando hayas terminado, presiona por espacio de unos segundos la zona del lagrimal para drenar bien y descongestionar la ojera.  

Y, sobre todo, tómate tu tiempo y disfruta de cuidarte. 

Ahora que ya sabes cómo aplicártelo, visita nuestra tienda online y descubre nuestra gran selección en contorno de ojos. ¡Empieza a mimarte de verdad! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =