Disfruta siempre de nuestros bonos promocionales personalizados para tratamientos en cabina

Cuando se trata de cuidar tanto tu bienestar como tu belleza, es importante acudir a profesionales para obtener los mejores resultados. En Sentir & Ser te ofrecemos los tratamientos de belleza más punteros, para que tu rostro y tu cuerpo luzcan como nunca.

Los mejores tratamientos faciales y corporales en Valencia

Si lo que buscas es un lugar que ofrezca una selección completa y variada de tratamientos en salud y belleza de forma personalizada, estás en el lugar ideal. En Sentir & Ser tenemos desde maquillaje y venta de cosmética, hasta tratamientos corporales y faciales personalizados.

¡También realizaremos un diagnóstico personalizado Skeyndor gratuito para sugerirte exactamente lo que necesitas!

Skeyndor, Tratamiento de belleza en valencia2

¿Qué beneficios nos aportan los tratamientos de belleza?

¡Los beneficios son incontables! Lucir una piel envidiable, una figura libre de imperfecciones, una mirada que roba el aliento o un aspecto más fresco y mejorado, no tiene precio. Los tratamientos de belleza profesionales mejoran enormemente tu aspecto al mismo tiempo que mejoran la forma en que te sientes y te ves. Esto lo sabes desde que descubres una piel sin imperfecciones, ya sea sin acné o arrugas, o sin celulitis. ¡Ideal para tu autoestima!

Por otra parte, si se trata de un tratamiento de spa y de masajes, reduce o incluso elimina el estrés, e incluso es capaz de eliminar el dolor corporal y la ansiedad. Tu circulación sanguínea mejorará, tu piel lucirá radiante al combinar los tratamientos internos y externos, mejorará tu sistema linfático, ¡e incluso tu metabolismo! Y, por supuesto, todo tu bienestar en general mejorará. ¿Quién no quiere retrasar la aparición de arrugas, pigmentación, lucir una piel luminosa, y sentirse genial?

¿Con qué frecuencia es recomendable realizarse un tratamiento?

Los tratamientos faciales y corporales profesionales utilizan ciertas cremas, sérums o incluso aparatología especializada. Son realizados incluso en varios pasos y pueden durar desde unos minutos hasta horas. Por supuesto, esto dependerá del tipo de tratamiento y de cada persona. Dependiendo del tipo de tratamiento, en algunos casos puede requerirse una vez a la semana, mientras que en otros, una vez cada 4, 6 u 8 semanas será suficiente.

También hay que tener en cuenta la edad de la persona que se realizará el tratamiento, en qué condiciones esté su piel, incluso qué indique el diagnóstico facial personalizado. Por tanto, solo el profesional que aplique el tratamiento podrá sugerir la frecuencia en que deberá realizarse, buscando siempre el bienestar de la persona.