Cuerpo, Facial, ojos, Protección

Hábitos para cuidar la piel

Piel atópica Hábitos para cuidar la piel

Además de ser el órgano más grande del cuerpo, la piel es nuestra principal barrera de defensa contra cualquier agresión o patógeno proveniente del exterior. Esa cubierta relativamente delgada, alberga no solo un microcosmos en sí, sino que nos protege del calor, del frío. Es impermeable y tiene la cualidad de ser autorreparable y autolubricante. Ofreciendo todas estas cualidades -y otras más- debemos cuidarla lo más posible, por ello en Sentir & Ser te presentamos estos hábitos a tener en cuenta para cuidar la piel.

Cuidar la piel para tener una buena salud

Al estar cubierto nuestro organismo con la piel, no es difícil adivinar que es un reflejo de nuestra salud. Una piel reseca, con erupciones, cambios de coloración, manchas, incluso avejentada, indica no solo alguna enfermedad física, sino también del estado de ánimo. Y es que la piel “nos habla” cuando se irrita, enrojece, está hipersensible, duele, se siente áspera al tacto, pica, está reseca, hay sensación de hormigueo, etc. Y es que posee miles de receptores táctiles, así como cientos de terminaciones nerviosas por centímetro cuadrado que avisan de inmediato al cerebro cuando algo no marcha bien.

Cómo cuidar tu piel

Ahora que ya estás más concienciado sobre la enorme importancia de tu piel, querrás saber cómo cuidarla apropiadamente. Para empezar, son diferentes los cuidados de la piel del rostro al resto del cuerpo. Por otra parte, es importante que sepas qué tipo de piel tienes, ya que no podrás aplicar los mismos productos para una piel grasa que para una piel seca. Con esto en mente, sigue estos consejos del cuidado de la piel:

  1. Limpia tu piel adecuadamente. Esto hazlo en la mañana, para eliminar impurezas generadas durante la noche, y antes de acostarte, para limpiarla de cualquier residuo adquirido durante el día. Además sirve para aprovechar mejor los ingredientes de los productos que te apliques. Como la leche en espuma nutritiva Expert Cleanse Pro Skeyndor con emolientes y para una limpieza profunda, sin resecar. O el gel exfoliante limpiador Resourfacing Peel Cleasing Dermapeel Pro Skeyndor, con α-hidroxiácidos y enzimas, que además combate manchas y arrugas.
  2. Buena hidratación y nutrición. A la piel hay que alimentarla, con productos naturales, nutritivos, ricos en vitaminas y minerales. Y por supuesto, hidratarla correctamente, ya que los efectos de la deshidratación se notan de inmediato en la piel. Pero además con productos como la crema hidratación intensa Aquatherm Skeyndor para pieles sensibles y secas. Y para el cuerpo, la emulsión hidratante para piel normal Body Sculpt Skeyndor
  3. Cuida la piel del contorno de ojos. Es una de las zonas más delicadas del rostro, y que es susceptible a deshidratación, arrugas, ojeras, etc. Global lift contorno de ojos Skeyndor o el gel refrescante para contorno de ojos y pestañas con ácido hialurónico, son dos opciones muy buenas.
  4. Protégete del sol. Los rayos UVB pueden ser potencialmente agresivos, causando desde envejecimiento prematuro hasta cáncer de piel. Utiliza la crema protectora Blue Light Techlology SPF 50+ o el fluido protector SPF 30 de Skeyndor.

Tu piel es tu tesoro, por eso en Sentir & Ser te ofrecemos lo mejor para el cuidado integral de tu piel y tenemos los mejores productos de estética avanzada Skeyndor. Contáctanos mediante nuestra web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =