Facial, Noticias

HIFU, ¿Cómo funcionan los ultrasonidos focalizados en facial?

El Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU, por sus siglas en inglés) es una tecnología innovadora que ha revolucionado el campo de la estética. Esta técnica no invasiva utiliza ondas de ultrasonido para estimular la producción de colágeno en la piel, logrando un efecto rejuvenecedor y reafirmante sin necesidad de cirugía.

¿Qué es el HIFU?

El HIFU es un procedimiento no quirúrgico que utiliza energía de ultrasonido de alta frecuencia para calentar y estimular las capas profundas de la piel. Este calor controlado provoca puntos de termo contracción (contracción y producción de colágeno en la dermis), lo que conduce a una piel más firme y tersa. La principal ventaja del HIFU es que no daña la epidermis, lo que significa que no hay tiempo de recuperación y se pueden lograr resultados notables en una sola sesión.

Cómo funciona el HIFU

Cuando se aplica el ultrasonido focalizado de alta intensidad en la piel, penetra hasta las capas más profundas, donde se encuentra el colágeno. El calor generado provoca micro lesiones térmicas en el tejido, desencadenando una respuesta de curación natural del cuerpo. Este proceso estimula la producción de colágeno y elastina, proteínas esenciales para la firmeza y elasticidad de la piel.

Beneficios del HIFU

Rejuvenecimiento facial: El HIFU es eficaz para reducir arrugas, líneas finas y flacidez facial, dando como resultado un aspecto más joven y revitalizado.
Resultados naturales: Los resultados del HIFU son progresivos y naturales, ya que la producción de colágeno aumenta con el tiempo, proporcionando un efecto duradero.
No invasivo y sin tiempo de recuperación: Al ser un procedimiento no quirúrgico, el HIFU no requiere tiempo de recuperación y permite a los clientes retomar sus actividades diarias inmediatamente después del tratamiento.
El tratamiento con HIFU se puede adaptar a las necesidades específicas de cada cliente, centrándose en las áreas problemáticas individuales.

Aplicaciones del HIFU en estética

El HIFU se utiliza en una variedad de tratamientos estéticos, incluyendo:
Lifting facial y cuello: Para mejorar la flacidez en la cara y el cuello, el HIFU puede tonificar y reafirmar la piel de forma no invasiva.
Reducción de arrugas y líneas finas: Al estimular la producción de colágeno, el HIFU puede suavizar arrugas y líneas de expresión.
Elevación de cejas: El HIFU puede elevar las cejas caídas y redefinir la forma de las cejas para lograr una apariencia más joven.
Mejora del óvalo facial: Al tratar la flacidez en las mejillas y la mandíbula, el HIFU puede mejorar la definición del óvalo facial.

¿Te animas a probarlo? Ven y te haremos un diagnóstico para ofrecerte la solución más adecuada para tu piel.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *